El trueno rojo

 “EL TRUENO ROJO” (“The Red Thunder”) apoya a nuestros niños de Kenia

Hay llamadas de teléfono que pueden cambiar tu estado de ánimo en cuestión de segundos, y eso es exactamente lo que pasó cuando recibimos la llamada de Álvaro Ron, director, escritor y productor del cortometraje español “El Trueno Rojo” (“The Red Thunder”)

“Queremos apoyar el maravilloso proyecto de Idea Libre para construir una escuela en el poblado de Chumvi en Kenia.

“El Trueno Rojo” donará a Idea Libre todos los premios en metálico que reciba en su gira en los festivales de España”

“El Trueno Rojo” ya ha sido seleccionado por más de 100 festivales en los cinco continentes, ha sido finalista de los Producers Guild of America Awards y ha ganado premios como el Gryphon en la 45 edición del festival de Giffoni.

En España se estrenó en la edición 2015 del Festival de Sitges y ha sido invitado por más de diez festivales nacionales.

LA CAMPAÑA SOLIDARIDAD DE CINE Y “EL TRUENO ROJO” NOS HAN AYUDADO A FINANCIAR LA CONSTRUCCIÓN DE LA ESCUELA DE CHUMVI

Proyecto Chumvi

EL PROYECTO CHUMVI – Una escuela para cambiar el futuro

Lilian, James, Lucia, Mery, Eyoya, Sulu, Eveline, Musa… nos recuerdan cada día la importancia de sonreír.
Como ellos, millones de niños en el mundo viven en condiciones de supervivencia, algo que está en la mano de todos que deje de ocurrir.

Cuando llegamos a Chumvi y conocimos a los niños, a sus familias y su manera de vivir… tuvimos claro que ERA ALLÍ DONDE TENÍAMOS QUE ACTUAR, y que sólo a través de la educación podríamos tender nuestra mano a este pueblo.

Nuestra meta es construir una escuela para 80 niños donde ofrecer una educación de calidad, un trabajo con la comunidad y una alimentación adecuada en la que tratemos los problemas de desnutrición y malnutrición.

Pero y… ¿qué ocurre mientras tanto? ¿qué van a hacer los niños hasta que consigamos todo el dinero para construir la escuela?
“Un minuto sin hacer nada, es un minuto perdido” por eso los niños llevan ya 5 meses aprendiendo, dando clase primero bajo los árboles de Chumvi y ahora en un edificio abandonado sin puertas, ventanas ni tejado, que hemos conseguido.

80 niños y niñas que dedicaban los días a ayudar a sus familias con las cabras o a vender carbón en la carretera más cercana ya han comenzado a aprender, y eso ES LO QUE NOS MUEVE A LEVANTARNOS CADA MAÑANA CON MÁS FUERZA.

saber más…

Enlaces relacionados con el proyecto

El proyecto Chumvi – Construcción de una escuela 

Bajo los árboles de Chumvi

Situación de la infancia en Kenia